Emprendedores: 7 Pasos Fundamentales para Lanzar tu Negocio

Gestores de Contenidos

Aquí tienes 7 pasos fundamentales para lanzar tu empresa:

 

1) Llámalo proyecto

Esto ayuda a pensar en la cantidad de tiempo y dinero que estás invirtiendo. También te permite compartirlo con todo el mundo sin la presión de tener que conseguirlo. De momento no es necesario que dejes tu trabajo y que le dediques el 100% de tu tiempo.

 

2) Ponle un nombre

Tu cerebro no puede procesar un nuevo concepto sin una etiqueta. Es cómo las personas aprendemos y almacenamos información, así que tener un nombre es súper importante. La buena noticia es que puede cambiar. Simplemente usa una palabra corta y potente que te ayude a recordar fácilmente el problema o necesidad que estás resolviendo con tu idea. No te preocupes si alguien más está usándolo, porque siempre podrás cambiarlo. No malgastes mucho tiempo pensando en un nombre porque la gran mayoría de las veces suele ser temporal.

 

3) Vende algo

Una vez que ya sabes lo que hace tu proyecto y les has puesto nombre, el siguiente paso es “moverse” rápidamente e intentar vender algo. Incluso si no tienes nada. No necesitas una página web, producto o solución real, simplemente necesitas encontrar varios clientes potenciales con esa necesidad o problema y venderles algo. Puedes hacerlo, con llamadas “en frío”, yendo al supermercado o centro comercial y parando a la gente, yendo de empresa a empresa preguntando por el director, etc. La clave es conseguir identificarlos con el problema, que estén de acuerdo con tu solución (propuesta, precio, implementación) y que te den dinero a cambio. Con 1€ de momento vale. Vas por el buen camino. Intenta vendérselo a 10 personas antes de pasar al siguiente paso (¡no hagas trampas!).

 

4) Convence a alguien a que se una a ti

Si has pasado los 3 primeros pasos, el siguiente gran reto es encontrar a alguien que quiera ayudarte. Incluso si puedes hacer todo por ti mismo, inténtalo y convence a alguien a que se una a tu aventura. Es un gran paso para validar tu idea. Eso es uno de los motivos por los que a los inversores les gustan las empresas que tienen co-fundadores. Es una señal de que al menos fuiste capaz de convencer a otros de que tu idea tiene sentido, y es una gran forma de crear una empresa. Es fácil montarla tú solo, pensando que todas tus ideas son brillantes. De verdad, tener a alguien que te baje los pies a la tierra no tiene precio.

 

5) Fíjate un objetivo que te motive y te inspire

Si has sido capaz de encontrar clientes que compren y has convencido a alguien más a que se una, entonces empieza a pensar en fijarte un objetivo a 5 años que te inspire y motive cada día para seguir adelante. Montar una empresa es como empujar una roca cuesta arriba, por lo que sin un objetivo claro será fácil que termines bajando los brazos, abandones y dejes que la roca ruede montaña abajo. No te fijes un objetivo imposible, pero si uno ambicioso y factible basándote en la información que ya tienes.

 

6) Vive y piensa 6 meses por delante

Quizá hayas escuchado la expresión “fake it until you make it” (miente hasta que lo consigas), pero preferimos llamarla “living 6 months into the future” o lo que es lo mismo “vive 6 meses por delante”. En este punto, todos tus pensamientos, acciones y decisiones debes tomarlas con una visión de 6 meses. Cuando hables de tus planes de producto, segmento de clientes, tamaño del equipo, etc. siempre hazlo pensando en cómo serán dentro de 6 meses. Haciendo eso ayuda mucho a mostrar una visión clara de a donde os dirijís, tanto a los primeros clientes como a nuevos miembros del equipo o potenciales inversores. “Cualquier cosa que la mente de un hombre pueda concebir y creer, se puede lograr” – Napoleon Hill.

 

7) Enamórate del problema, no de tu solución

A nadie le importa vuestra solución. Solo le importa su problema. Recordando siempre qué problema o necesidad estáis resolviendo, os ayudará a construir vuestra solución actual y analizar cómo de bien lo estáis haciendo. Muchas empresas fallan porque se enamoran de su idea (tecnología) y no del problema (lo que importa al cliente). Investigando a fondo el problema, convirtiéndoos en expertos, os ayudará a construir una gran empresa. Recuerda que la empatía hacia el cliente es uno de los rasgos más valiosos de un gran fundador.

 

Source: www.gremyo.com

See on Scoop.itEstrategias para Emprendedores y Startups:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s