#EntornoEconomico : ¿Las tasas de interés negativas estimularán el crecimiento o tendrán el efecto contrario? 

Gestores de Contenidos

Prácticamente todo escolar conoce las reglas básicas del ahorro: poner el dinero en un banco para que rinda intereses, que son pagados por el banco gracias al dinero que gana por prestarlo a otros. Así de simple.

Por lo menos lo era. Ahora las cosas están cambiando, debido a que un mayor número de bancos centrales empiezan a cobrar, en lugar de pagar, a los que hacen depósitos en estas instituciones. En teoría, se trata sólo de un paso más entre los muchos intentos para sostener el crecimiento económico abaratando la contratación de préstamos o alentando a aquellos que tienen dinero en efectivo a gastarlo en lugar de guardarlo. Sin embargo, nadie sabe precisar cuál es el volumen de estas tasas “negativas”, y hay quienes se preguntan si una política de este tipo produciría el efecto contrario al deseado.

“Es algo que me preocupa”, dice Olivia S. Mitchell, profesora de Economía empresarial y Políticas Públicas de Wharton. “Estamos acostumbrados a un ambiente donde pones un dólar en el banco y recibes ese dólar de vuelta”, dice ella. “Con las tasas de interés negativas, los bancos van a cobrar honorarios a las personas”.“Creo que se trata de algo en que pensar si la economía se mueve a un ritmo más lento y no hay manera de estimularla”, dice Itay Goldstein, profesor de Finanzas de Wharton. “Sin embargo, veo con escepticismo la eficacia de este tipo de cosas”.En 2014, el Banco Central Europeo se convirtió en el primer banco importante de su categoría en adoptar una política de tipo de interés negativo. En diciembre, la institución de nuevo bajó la tasa que se cobra por el dinero que mantiene en depósitos overnight  [depósitos interbancarios con vencimiento al día siguiente] para las instituciones financieras, reduciéndolo a — 0,3%. Suecia, Dinamarca y Suiza también utilizan tasas negativas.

De hecho, a finales de 2015, alrededor de 1/3 de toda la deuda emitida por los gobiernos de la zona euro tuvo rendimientos negativos, según el análisis de Bloomberg.A finales de enero, el Banco de Japón anunció que también funcionaría con tasas negativas. Casi al mismo tiempo, la presidente de la Reserva Federal [Fed, el banco central de Estados Unidos], Janet Yellen, dijo que la Fed estaba estudiando esa posibilidad, aunque no ha dado señales de que en breve se reduzcan las tasas.Señal de desesperación“Las tasas negativas son una señal de desesperación, una señal de que las opciones políticas tradicionales han demostrado ser ineficaces y que se deben explorar nuevos límites”, según el análisis de Bloomberg. “Castiga a los bancos que acumulan dinero en lugar de extender préstamos a las empresas o los acreedores más débiles. Las tasas por debajo de cero nunca fueron utilizadas en una economía tan grande como la zona euro”.

En otras palabras, no hay suficiente registro histórico que permita decir lo que podría suceder.Las tasas negativas están destinadas a estimular el gasto, no el ahorro. Este gasto podría ayudar a impulsar la economía y elevar los precios. Europa y Japón recurrieron a tasas negativas para reducir el riesgo de deflación, que tiene numerosos efectos perjudiciales, como hacer el pago de las deudas más oneroso con el tiempo.

Los bancos centrales tienen un control directo solo sobre las tasas de interés a corto plazo, tales como las cobradas a las instituciones financieras que mantienen depósitos overnight en esos bancos centrales. Sin embargo, la reducción en las tasas a corto plazo tiende a repercutir en la economía llevando a una caída en las tasas a largo plazo que se rigen por la oferta y la demanda.

Esto se debe, en parte, al hecho de que las tasas de largo plazo sobre cosas como bonos o hipotecas se basan en las previsiones del valor de los tasas futuras a corto plazo.“En el momento en que se empieza a repercutir en el costo de capital para los bancos, esto afecta al precio de mercado de los activos que compran y los préstamos que otorgan”, dice Goldstein.Las menores tasas de interés también tienden igualmente a reducir el valor de la moneda, ya que la demanda de los ahorradores caerá a medida que buscan mejores instrumentos de pago en otras monedas. Una moneda depreciada promueve las exportaciones y puede aumentar la inflación al hacer más costosas las importaciones.

La decisión de Japón de adoptar tasas negativas se debió en gran parte a un esfuerzo de devaluación del yen, aunque tal estrategia parece estar produciendo el efecto contrario.

En términos prácticos, una tasa ligeramente negativa no es muy diferente de las tasas más o menos positivas que los ahorros a corto plazo han producido a lo largo de muchos años. Después de todo, ganar 0,1% no es mucho mejor que la pérdida de 0,1%. Después de tomar en cuenta la inflación —reflejada en la llamada tasa de interés real— en realidad los ahorradores están perdiendo dinero durante años.Incluso con tasas negativas, persiste el incentivo del ahorro si un banco, fondo de mercado monetario o bono a corto plazo, son más seguros que una acción, un bono a largo plazo u

Origen: ¿Las tasas de interés negativas estimularán el crecimiento o tendrán el efecto contrario? – Universia Knowledge@Wharton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s